sábado, 28 de febrero de 2015

El oficio de bloguero

Como Javy, llevo solo este blog con una periodicidad quincenal.

Pero mi alias #Jerby lleva unos siete blogs; tres semanales y el resto quincenales. Aunque cuenta con la inestimable colaboración de su compañera #Bolboreta.

Parafraseando cierto refrán, cada maestrillo tiene su bloguillo. Y cada blog es distinto porque su parafernalia tiene que acoplarse a su temática.

Si viésemos un artículo como un escenario, el menú, la columna lateral y los comentarios serían el decorado; las tres paredes del escenario.

Recientemente, ha retomado la aventura de un blog que quiere convertirse en una comunidad de aprendizaje y lo ha tenido que decorar con elementos que le han llegado a última hora.

El oficio de bloguero se está volviendo cada vez más complicado. Ya no basta con redactar artículos más o menos ingeniosos con una periodicidad regular. Ahora hay que moverlos también por las redes sociales y participar en alguna que otra comunidad afín al blog.

Si son varios blogs, las combinaciones se multiplican e incluso se puede llegar a alguna que otra contradicción. Lo cual facilita la visita de la pajarraca.

Efectivamente, la motivación hay que mantenerla viva porque se está volviendo el asunto cada vez más complicado. De lo mejorcito que me ha llegado últimamente, está este vídeo: